¡TE LO CONTAMOS!

En qué consiste la hipoteca inversa: ¿Interesa a las personas jubiladas?

Se trata de un préstamo para mayores de 65 años que se desembolsa en un único pago o de forma mensual a cambio de que el beneficiario ofrezca su casa como garantía del préstamo hipotecario.

Wibbitz

Publicidad

Una de las mayores preocupaciones que tienen aquellas personas que ya están jubiladas es tener unos ingresos mensuales suficientes para poder vivir. Una vez que se jubilan abandonan la vida laboral y dejan de recibir un salario mensual. Ante la necesidad de aumentar sus ingresos, tras el momento de jubilación, muchos optan por buscar distintas opciones para incrementar su poder adquisitivo. Existe una alternativa que posiblemente no sabías y te puede interesar: la hipoteca inversa.

Si sabes qué es un préstamo hipotecario normal, la hipoteca inversa es todo lo contrario. Se trata de un préstamo hipotecario que proporcionan una serie de aseguradoras y entidad bancaria a personas jubiladas y que tengan una propiedad. El banco da la posibilidad de abonar una suma de una sola vez o mensualmente a cambio de que este ofrezca su vivienda como garantía. El jubilado puede optar a este importe económico, sin perder la titularidad del inmueble. Eso sí, siempre y cuando la persona tenga la posibilidad de devolver la deuda.

La cantidad que presta la entidad varía según la edad de la persona que lo solicite y el valor de la vivienda. Si opta por recibir el préstamo de manera mensual, siempre será a un tipo de interés fijo durante 20 años.

Sin embargo, si el jubilado que lo ha solicitado fallece antes de devolver el préstamo, tanto la propiedad como la deuda pasan a manos de sus herederos. Por lo que, serán ellos quienes decidan si quieren vender la casa para pagar la deuda o quedarse con la propiedad y devolver la cantidad que el banco ha prestado a sus parientes. Solamente tendrán 12 meses para tomar esta decisión.

Calcular la hipoteca
Calcular la hipoteca | Foto-de-Towfiqu-barbhuiya-en-Unsplash

Cuáles son los requisitos para poder pedir una hipoteca inversa

1. El titular de la hipoteca inversa debe tener mínimo 65 años o más. No siempre es así, porque hay entidades bancarias que en alguna excepción exigen que las personas que lo vayan a solicitar tengan mínimo 70 años.

2. También se concederá este tipo de hipoteca a aquellas personas que puedan acreditar una discapacidad igual o superior al 33% y que cumplan el requisito anterior.

3. Ser titular de una vivienda. La vivienda que quede en garantía siempre debe ser propiedad del titular de la hipoteca inversa. Eso sí, el hogar siempre debe estar libre de cargas, es decir, que el titular no tenga ninguna deuda con otra entidad.

4. Aunque lo normal es hipotecar la vivienda habitual del titular, es posible contraerla en una segunda vivienda del beneficiario o en una residencia vacacional.

Qué entidades ofrecen una hipoteca inversa

A día de hoy, solamente podrás pedir este tipo de hipoteca en aseguradoras y bancos como Caser, Óptima Mayores, Grupo Retiro, Banco Santander y Mapfre. Muchas entidades, por ahora, prefieren no realizar este tipo de préstamo por el riesgo que supone, ya que temen a que los herederos no paguen la deuda o rechacen la herencia de sus parientes y tengan que quedarse con la vivienda en propiedad.

Hablando en Plata » Economía

Publicidad