CÓMO RETIRAR EFECTIVO

Consejos del Banco de España para ayudar a los mayores a sacar dinero a través de un cajero automático

El Banco de España ofrece una serie de consejos para que las personas más mayores puedan retirar dinero en efectivo de forma eficaz usando un cajero automático.

Cajero y tarjeta de crédito

Cajero y tarjeta de crédito iStock

Publicidad

El efectivo sigue siendo el medio fundamental de pago para la mayoría de personas mayores y muchos esperan largas colas para retirar el dinero en efectivo a través de las ventanillas de los bancos, ya que aunque parezca sencillo utilizar un cajero automático, para muchos puede resultar algo bastante complicado.

Por este motivo el Banco de España compartió una serie de consejos para ayudar a los mayores a retirar con eficacia dinero en efectivo a través de un cajero. Eso sí recomendando siempre que las primeras veces fueran acompañados siempre de una persona de confianza hasta que la persona mayor aprenda a manejar con soltura el cajero.

Escoger el cajero adecuado

En primer lugar, el BdE recomienda buscar un cajero con buena vigilancia, ya sea a través de videovigilancia o con personal de seguridad para evitar posibles robos. Además, no vendría mal si las puertas del cajero pueden bloquearse. Por lo que es interesante elegir cajeros que se encuentren dentro de las propias sucursales bancarias.

También es recomendable utilizar cajeros para retirar efectivo donde la persona es cliente ya que de esta forma podrá evitar que le cobren comisiones indeseadas o altas por la retirada del dinero.

Por otro lado, es importante recordar a las personas mayores que deben ser precavidos y comprobar que nadie les está observando mientras teclean el número secreto y que deben cubrir con las manos los números para prevenir posibles robos en caso de que el cajero pudiera estar saboteado o pirateado.

Cómo sacar dinero

El Banco de España, recuerda que aunque todas las pantallas de los cajeros no son iguales, suelen tener pasos bastante similares.

El primer paso para sacar dinero es introducir la tarjeta o en su defecto la libreta hacia arriba para que el cajero las pueda leer. Ahora con la tecnología contacless algunos cajeros ya leen la tarjeta solo con pasarla por el icono sin necesidad de introducirla.

En todos los casos se solicitará el número PIN para poder trabajar con ella. Es importante recordarlo, si no se está seguro de cuál es el número lo mejor es cancelar la operación ya que si metemos erróneamente el número pin, una serie de veces, la tarjeta se quedará bloqueada.

Si lo introducimos correctamente el cajero nos preguntará qué operación deseamos hacer entre varias opciones. Al escoger 'Sacar dinero' en algunos casos nos preguntará si de la cuenta de débito o de crédito (dependiendo de la tarjeta) o de la libreta.

El siguiente paso ya es escribir la cifra que queremos retirar en efectivo y darle a confirmar. O pulsar algunas de las opciones preestablecidas que ya suele ofrecer el cajero.

A continuación, si el cajero va a cobrar o no algún tipo de comisión lanzará un mensaje informándolo. Sin embargo, como decimos si la persona ya es cliente, no suele haber comisiones de este tipo.

En el siguiente pasó podrás elegir un justificante o comprobante de la operación.

Por último, el cajero preguntará si el cliente quiere realizar alguna otra operación. Si contestamos que no, el cajero procederá a extraer el dinero.

Transacción procesada

A partir de aquí el cajero te pedirá extraer la tarjeta en caso de que la hayas insertado. Es importante no olvidar este paso, aunque los cajeros suelen emitir algunas luces de emergencia para recordarnos que sigue insertada y que hay que retirarla.

Al retirar la tarjeta, los billetes aparecerán a través de un buzón, hay que retirarlos casi de inmediato ya que si tardamos demasiado este buzón puede volver a cerrarse como medida de seguridad y quedarnos sin el dinero.

El Banco de España también recomienda que es conveniente contar el dinero para asegurarnos que se ha recibido la cantidad correcta y si no fuera el caso, poder reclamar en el propio banco del cajero. Si en ese momento la sucursal estuviera cerrada no habría que demorarse y llamar al teléfono para informar de la incidencia y resolver el problema.

Eso sí, una vez el dinero ha salido hay que guardarlo bien y no exponerlo mucho, no sabemos que ojos pueden estar mirando con malas intenciones.

Por otro lado, el Banco de España recomienda a los mayores que vayan comprobando el saldo con frecuencia para detectar algún posible frauden del que no se hayan percatado y poder frenarlo. Como por ejemplo observar alguna retirada de efectivo grande que ellos no hayan realizado.

Otro consejo que da el banco es fijar un límite de retirada bajo, para evitar así la sustracción de grandes cantidades en caso de que alguien robara la tarjeta o se perdiera.

Hablando en Plata » Economía

Publicidad