VIDA SALUDABLE

La edad es solo un número: el cuerpo funciona mejor si piensas que eres joven

Sentirnos mayores o jóvenes a veces depende más de nuestra actitud que de nuestra edad biológica.

Hyliacom

Publicidad

Aunque nuestro cuerpo envejece irremediablemente, nuestra mente puede no hacerlo al mismo ritmo y es que nuestra actitud puede influenciar mucho en hacernos sentir más jóvenes de lo que marca la edad biológica que tenemos.

Un estudio ha demostrado la asociación que puede haber entre la edad subjetiva que sentimos cada individuo con la edad estimada de nuestro cerebro.

Los resultados mostraron que las personas mayores que se percibían como más jóvenes no solo mostraban un mayor volumen de materia gris sino también una edad cerebral predicha más joven. Los investigadores señalaron que la experiencia subjetiva del envejecimiento está estrechamente relacionada con el proceso de envejecimiento del cerebro. Los mecanismos neurológicos de edad subjetiva es un marcador importante de la salud neurocognitiva en la vejez.

Durante el estudio realizaron a los participantes la siguiente pregunta ¿Qué edad sientes que tienes comparada con edad real? Un 40% de sentían más jóvenes que su edad real, un 34,3% se sentía igual que la edad que tenía y solo un 25,5% se sentía más mayor de la edad que realmente tiene.

Ejercicio al aire libre
Ejercicio al aire libre | iStock

Entre los hallazgos del estudio notaron que el grupo más joven de edad (en la edad subjetiva) mostró una diferencia significativa en la edad cerebral predicha. Aunque la mayoría de los estudios previos han examinado los efectos lineales y continuos de edad subjetiva en varios resultados, los hallazgos sugieren que sentirse más joven y sentirse más viejo pueden no ser procesos cognitivos simétricos o lineales y las consecuencias para la salud también pueden diferir entre los dos grupos categorizados. En el estudio, mientras que el grupo edad subjetiva de mayor edad mostró una tendencia a tener una función cognitiva más pobre y exhibir mayores síntomas depresivos, sentirse más joven se asoció especialmente con características estructurales más jóvenes del cerebro.

Los resultados pueden sugerir que, sentirse más joven o más viejo que la edad cronológica de uno puede ser una percepción indirecta del envejecimiento neurobiológico en lugar de una defensa psicológica contra los estereotipos negativos de la edad.

Las preocupaciones constantes y la ansiedad hacen que el cerebro envejezca antes, y eso no solo nos agota mentalmente, sino que también tiene consecuencias físicas.

Hacer ejercicio de forma regular, llevar una dieta equilibrada y teniendo una actitud optimista llevando una vida activa, es esencial para sentirnos más jóvenes y saludables.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿El envejecimiento es una enfermedad? El debate que divide a los científicos

Hablando en Plata » Salud

Publicidad