CUIDA TU BOCA

Las enfermedades bucodentales más habituales a partir de los 50

Nuestros dientes nos acompañan durante toda nuestra vida, pero si no realizamos un correcto mantenimiento y cuidado bucal a ciertas edades, nuestra querida dentadura puede darnos más de un dolor de cabeza. Estas son las dolencias más habituales a partir de los 50.

Hombre con dolor en la boca

Hombre con dolor en la boca iStock

Publicidad

Cada vez somos más conscientes de lo importante que es mantener nuestra salud bucal y nuestra dentadura en buenas condiciones. Aunque empezamos a cuidárnosla antes, a medida que nos hacemos mayores nuestros dientes también van sufriendo más.

Estas son las dolencias más comunes que puede sufrir nuestra boca a partir de los 50.

  • Pérdida Ósea
  • Recesión de encías
  • Pérdida parcial o total de alguna pieza dental
  • Desgaste oclusal
Dentista
Dentista | Pixabay

Hablamos con la Odontóloga Noelia Bermejo, que nos explica cuáles son las enfermedades bucales más habituales cuando nos hacemos mayores.

"A partir de los 55 podemos encontrar diferentes enfermedades a nivel oral, entre ellas la pérdida ósea, que puede producir cierta movilidad dental" destaca la Doctora Bermejo.

También es común sufrir una recesión en la encía o recesión gingival que deja expuesta las raíz del diente, una situación que provoca bastante sensibilidad y molestias a las personas que la sufren, aunque por suerte tiene solución.

"También es habitual encontrarnos en pacientes de cierta edad una pérdida parcial o total de alguna pieza dental. Suele ser debido a caries o por posibles fracturas" señala la odontóloga. Lo que produce peor masticación, peores digestiones y dolores en la articulación.

Y dentro del desgaste bucal, uno de los más habituales es debido al desgaste oclusal de los dientes, producido habitualmente por el bruxismo, "este suele estar causado por estrés, nerviosismo o sobrecarga". Destaca la Doctora Bermejo. Se llama bruxismo a la tensión que sufre nuestra mandíbula durante la noche, las personas que lo sufren, presionan fuertemente los dientes mientras duermen debido a la tensión acumulada durante el día, lo que provoca un serio desgaste en la dentadura.

Por último, la recomendación para prevenir estas enfermedades es mantener un buen cepillado diario de nuestros dientes y por supuesto visitar al dentista al menos una vez al año para realizarnos una revisión.

Hablando en Plata » Salud

Publicidad