NO ESTÁN DE ACUERDO

El Gobierno vuelve a negociar las pensiones con patronal y sindicatos

Patronal y sindicatos no están de acuerdo con la propuesta de Escrivá de prolongar de 25 a 30 años el periodo de cálculo de las pensiones descartando las peores 24 mensualidades. Aunque el Gobierno tiene confianza en avanzar con la negociación

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá EFE/ Fernando Alvarado

Publicidad

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones mantiene este jueves una nueva reunión con los agentes sociales para intentar avanzar en la negociación sobre el periodo de cómputo de las pensiones y las bases máximas.

Tras el planteamiento hecho el pasado lunes en la mesa de diálogo social -y que pasa por una extensión de 25 a 30 años de ese periodo de cálculo descartando las peores 24 mensualidades- el Gobierno confía en poder avanzar en estas negociaciones a pesar del rechazo avanzado ya por los integrantes de la mesa.

Así, el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Borja Suárez, se ha mostrado confiado en que esta negociación llegue "a buen puerto" igual que ha ocurrido en negociaciones anteriores.

"Con esa misma confianza seguimos trabajando en este momento", ha defendido Suárez.

Para las bases máximas de cotización, Inclusión ha propuesto una subida progresiva del 30 % en 26 años, que comenzaría en 2025 y terminaría en 2050 con un incremento de 1,154 puntos porcentuales cada año, un aumento que iría acompañado de un alza de la pensión máxima.

Desde UGT han tachado de error plantear un nuevo incremento del periodo de cotización y desde CCOO han recordado que no forma parte de las recomendaciones del Pacto de Toledo.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha considerado esta semana que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se ha equivocado al plantear un nuevo incremento del periodo de cotización para calcular el importe inicial de la pensión de 25 a 30 años.

"El ministro ha vuelto a equivocarse, es un debate que no es necesario abordar hoy. Todavía estamos en el último año de entrada en vigor de los 25 años (de cómputo) sin saber aún sus efectos prácticos sobre el sistema", ha argumentado Álvarez.

Desde CCOO, su secretario general, Unai Sordo, ha advertido que su sindicato "no está por la labor" de negociar la ampliación del periodo de cálculo de la base reguladora de las pensiones si no existe antes un consenso político "suficiente".

El dirigente sindical también ha recordado que no es una recomendación incluida en el Pacto de Toledo.

El planteamiento tampoco ha gustado a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que lo considera "un endurecimiento" del acceso a la jubilación.

El grupo parlamentario de Unidas Podemos ha mostrado también su oposición a la propuesta porque recortaría algunas prestaciones.

El otro tema sobre la mesa, la subida de la base máxima, cuenta con mejor aceptación entre los sindicatos mientras que la patronal ha mostrado su rechazo a un nuevo incremento de costes para las empresas a las puertas de la entrada en vigor del el mecanismo de equidad intergeneracional (MEI), que contempla una subida de cotizaciones durante diez años.

Tanto la adecuación del periodo de cómputo como la subida de las bases máximas son dos hitos comprometidos con Bruselas a los que se debería dar cumplimiento antes de final de este año.

Hablando en Plata » Economía

Publicidad