SOLIDARIDAD

Con 81 años iba a ser desahuciada y un vecino le ha comprado la casa para evitarlo

La plataforma Stop Desahucios de Guipúzcoa compartía recientemente la historia de María Ángeles que con 81 años iba a ser desahuciada de su casa. Sin embargo, la solidaridad de un vecino ha evitado esta desgracia al comprarla para que María Ángeles siga viviendo.

Comprar una casa

Comprar una casa Pixabay

Publicidad

La dura historia de María Ángeles Otegi comenzó cuando decidió avalar un crédito de 61.500 euros a pagar en cinco años que su hijo había solicitado. Sin embargo, tras el fallecimiento de este la deuda pasó a María Ángeles. La mujer tuvo que afrontar el pago con interés desorbitado del 12,5% por lo que la deuda ascendió a la exagerada cifra de 109.680 euros. La octogenaria no podía hacer frente a la terrible deuda y el prestamista pidió que se subastara la vivienda para que se afrontara con ella el pago del crédito.

Stop desahucios
Stop desahucios | EFE

Sin embargo, a María Ángeles no le notificaron nada hasta el año pasado, cuando su desahucio estaba muy próximo y casi no había tiempo de reacción por su parte. El pasado octubre fue cuando la plataforma Stop Desahucios de Gipuzkoa se hizo eco y denunció esta terrible situación junto a una María Ángeles que casi no podía hablar del disgusto.

No obstante, también era la propia plataforma la que el pasado 17 de diciembre confirmaba que la situación de María Ángeles había cambiado radicalmente. Afortunadamente ante la inminente subasta de su vivienda, un vecino de su pueblo Usurbil (Gipuzkoa), la había adquirido permitiendo el usufructo vitalicio a María Ángeles, cancelando así la deuda y la demanda con el prestamista. Un gesto de enorme solidaridad por parte del vecino de María Ángeles.

Hablando en Plata » Experiencia

Publicidad