ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

¿Cuál es la primera causa de muerte mundial?

Las enfermedades cardiovasculares siguen en primera posición como primera causa de mortalidad. Sin embargo, ahora una análisis ha desvelado cuál de todas estas enfermedades del corazón es la más fallecidos causa.

Médicos operando

Médicos operando Pixabay

Publicidad

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) siguen siendo la principal causa de muerte en todo el mundo, según un nuevo número especial del 'Journal of the American College of Cardiology' (JACC), que analiza 18 enfermedades cardiovasculares específicas y 15 factores de riesgo en 21 regiones del mundo para ofrecer una visión general de la carga mundial de enfermedades cardiovasculares.

Aunque las tasas de ECV son elevadas en todo el mundo, se calcula que Asia Central y Europa del Este presentan las tasas más altas de mortalidad y la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, los riesgos alimentarios y la contaminación atmosférica fueron las principales causas de ECV en todo el mundo.

La 'Global Burden of Cardiovascular Diseases Collaboration' es una alianza entre el 'JACC', el Institute for Health Metrics and Evaluation y el National Heart, Lung, and Blood Institute. La publicación de 2022, que sirve de actualización de 'The Global Burden of Diseases, Injuries, and Risk Factors Study 2019', incluye datos de 204 países y territorios, y destaca los principales factores de riesgo cardiovascular modificables a nivel mundial, su contribución a la carga de morbilidad y los avances recientes en materia de prevención.

Investigadores españoles revelan un factor clave que protege el corazón tras un infarto
Investigadores españoles revelan un factor clave que protege el corazón tras un infarto | Pexels

"Necesitamos seguir arrojando luz sobre el estado actual de la salud cardiovascular en todo el mundo ya que tiene un gran impacto en nuestra calidad de vida y en el sistema sanitario en su conjunto", afirma Gregory A. Roth, autor principal del artículo y profesor asociado de la División de Cardiología y director del Programa de Métricas de Salud Cardiovascular del Instituto de Métricas y Evaluación Sanitarias de la Universidad de Washington (Estados Unidos).

"Más del 80% de las enfermedades cardiovasculares son prevenibles --prosigue--. Con esta actualización, medimos algunas tendencias mundiales alarmantes y revisamos las intervenciones actuales que pueden ayudar a los países a tomar decisiones acertadas y basadas en la evidencia para sus sistemas sanitarios".

Este informe especial evaluó las defunciones utilizando datos vitales y de registro de muestras y elaboró estimaciones de los 15 principales riesgos ambientales (contaminación atmosférica, contaminación del aire doméstico, exposición al plomo, baja temperatura, alta temperatura), metabólicos (presión arterial sistólica, colesterol LDL, índice de masa corporal, glucosa plasmática en ayunas, disfunción renal) y conductuales (alimentación, tabaquismo, tabaquismo pasivo, consumo de alcohol, actividad física) de las enfermedades cardiovasculares.

Las tasas de mortalidad por ECV se desglosan por localización, edad, sexo y categorías temporales desde 1990. El informe también analiza los años de vida ajustados en función de la discapacidad (AVAD), los años de vida perdidos por mortalidad prematura (AVP) y los años vividos con discapacidad (AVD).

"Es realmente emocionante ver cómo esta colaboración plurianual sobre la carga mundial de las enfermedades cardiovasculares culmina en un número de la revista dedicado a informar a la comunidad cardiovascular mundial --asegura Valentín Fuster, doctor en Medicina y doctor en Filosofía, autor del artículo, director de Mount Sinai Heart, médico jefe del Hospital Mount Sinai y redactor jefe del 'JACC'--. Este número se centra tanto en los factores de riesgo modificables, como en las tasas globales de enfermedad y muerte cardiovascular en 21 regiones de todo el mundo".

Entre las principales conclusiones del informe señala que la cardiopatía isquémica es la principal causa de muerte cardiovascular, responsable de 9,44 millones de muertes en 2021 y 185 millones de AVAD.

Además, la hipertensión arterial sistólica sigue siendo el principal factor de riesgo modificable de muerte cardiovascular prematura, responsable de 10,8 millones de muertes CV y 11,3 millones de muertes en general en 2021. Los AVAD por todas las causas debidos a la hipertensión arterial fueron de 2.770 por cada 100.000 personas.

Los riesgos dietéticos representaron 6,58 millones de muertes CV y 8 millones de muertes en general en 2021. Los riesgos dietéticos incluyen tipos de alimentos que se consumen poco en todo el mundo (frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, frutos secos y semillas, leche, fibra, calcio, ácidos grasos omega-3 y ácidos grasos poliinsaturados) y en exceso (carnes rojas y procesadas, bebidas azucaradas, ácidos grasos trans y sodio). Los AVAD por todas las causas debidos a riesgos dietéticos fueron de 2.340 por cada 100.000 personas.

Asia Central, África Subsahariana Central y Europa del Este fueron las regiones con las tasas más elevadas de carga de ECV atribuible a una presión arterial sistólica elevada. Las regiones con las tasas más elevadas de carga de ECV atribuibles al riesgo alimentario fueron Asia Central, Oceanía y Europa del Este.

Desde 1990, Australasia experimentó la mayor reducción porcentual (64,2%) de las ECV estandarizadas por edad por cada 100.000 habitantes de todas las demás regiones. Esta reducción porcentual fue mayor en la cardiopatía isquémica, con un 71,8%.

"Este atlas visual es un recordatorio oportuno de la importancia de los factores de riesgo modificables de las cardiopatías, como la hipertensión", afirma el doctor George A. Mensah, autor del estudio y director del Centro de Investigación e Implementación Científica del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.

Hablando en Plata » Salud

Publicidad