LA MÁS LONGEVA

Apo Whang-Od, la tatuadora que ha sido portada en la revista Vogue a los 106 años

Tiene más de 100 años y es considerada la última tatuadora tradicional de Buscalan de su generación. "Solo pararé cuando ya no pueda ver para poder seguir dando a la gente la marca de Buscalan", aseguró la tatuadora más longeva en la revista Vogue.

Portada de la revista Vogue

Portada de la revista Vogue Vogue

Publicidad

La revista Vogue Filipinas reveló la semana pasada que una mujer de 106 años aparecería en la portada de la edición de abril. Se trata de una tatuadora indígena filipina Apo Whang-Od que ha perfeccionado su arte desde que era pequeña. Se ha convertido en la protagonista más longeva con más de 100 años de edad de la portada de la revista de moda estadounidense Vogue.

Whang-Od también es conocida como Maria Oggay y comenzó su pasión por el mundo del tatuaje bajo la tutela de su padre. Nació en Buscalan, una aldea montañosa en la región de Kalinga y donde actualmente reside. Lleva desde los 16 años tatuando y es considerada la tatuadora tradicional más antigua de Filipinas.

Se trata de una técnica de tatuaje ancestral donde los miembros de una tribu, antes de luchar contra los rivales, exponían sus cuerpos tradicionales con tinta, agua, carbón y agujas naturales hechas de bambú y a mano. Aunque actualmente ya no diseña tatuajes para las luchas contra otras tribus, en la actualidad gran parte de sus clientes son visitantes internacionales que buscan tatuarse los característicos diseños geométricos de Whang-Od.

“Considerada como la última mambabotok de su generación, ha impreso los símbolos de la tribu Kalinga, que significan fuerza, valentía y belleza, en la piel de miles de personas que han peregrinado hasta Buscalan”, comparte Vogue información sobre Apo Whang-Od en sus redes sociales.

Las artistas mambabatok son aquellas que tatúan con este método y estas herramientas y solo pueden transmitir esta técnica a familiares de sangre. Por esta razón, Whang-Od no se lo ha pensado dos veces y ha formado a sus nietas y sobrinas, Elyang Wigan y Grace Plicas, para que esta pasión por esta técnica de grabar color sobre la piel no desaparezca.

Solo pararé cuando ya no pueda ver para poder seguir dando a la gente la marca de Buscalan”, explicó Whang-Od a la revista Vogue.

Hablando en Plata » Experiencia

Publicidad