SOBRE TODO EN RESIDENCIAS

El problema del aburrimiento en las personas mayores

La filósofa Josefa Ros Velasco muestra en un estudio la problemática del aburrimiento en los mayores, un estado afecta muy negativamente en la salud mental de estas personas y que se agudiza más en las residencias de mayores.

Hombre mayor aburrido

Hombre mayor aburrido iStock

Publicidad

En varias ocasiones hemos hablado de una de las grandes lacras que suelen soportar las personas mayores, hablamos de la soledad. Un estado que empeora significativamente la salud de los que la sufren tanto mental como físicamente. Esta soledad suele ir acompañada de otro pésimo estado que es el aburrimiento. Sin embargo, como padecen el aburrimiento las personas de mayor edad está menos estudiado. Así lo afirma la filósofa Josefa Ros que publicaba en la revista española 'Health, Aging and End of Life' su estudio 'The Experience of Boredom in Older Adults: A Systematic Review'

Así lo cuenta en un post en el Centro Internacional sobre el Envejecimiento donde realiza un breve resumen sobre su detallado estudio. En la primera parte señala la propensión al aburrimiento en los mayores que incluso describían esta sensación como "una enfermedad virulenta" alertando a los gerontólogos que el aburrimiento era una necesidad que había que tener en cuenta. Esta "enfermedad" suele propiciarse más en personas que van de casa en casa para recibir cuidados o los que viven solos sin poder cuidar a otros. Destaca también que los hombres se suelen aburrir al no saber en qué emplear su tiempo libre y las mujeres al no tener oportunidades de cuidar a otras personas.

Ros también descubrió que aunque el aburrimiento se da de forma habitual en prácticamente todos los adultos de la población mayor, era especialmente en las residencias donde se notaba más. Puntualizando que muchos centro no ofrecen estímulos suficientes o interesantes y que acaban en rutinas repetitivas debido los horarios estrictos de este tipo de centros. No obstante, también señala la filósofa que algunos residentes se negaban a participar en la vida diaria de estas residencias.

Finalmente, las investigaciones señalaban que el aburrimiento en las residencias podían ser muy perjudiciales en cuanto a salud mental. Sobre esto realizaba estas declaraciones en una entrevista para 'El País': "Eso es un problema porque no pueden reaccionar o lo hacen como pueden: gritan, lloran, se vuelven agresivos, le pegan al que tienen al lado en la mesa, se autolesionan, no se quieren tomar la medicación. Desarrollan trastornos de la conducta, trastornos alimenticios, trastornos del sueño, depresión e incluso el peor caso que me he encontrado es ideación suicida. Muchas veces, quienes les cuidan dicen que están perdiendo la cabeza y a lo mejor solo es frustración por no poder vivir una vida con significado. Es un aburrimiento que se hace ya profundo." declaraba Josefa Ros. Asegurando además que la solución estaría en un cambio radical en el modelo de esas instituciones.

Actualmente, Josefa Ros tiene en marcha el proyecto 'Pre-Bored' una iniciativa para erradicar el aburrimiento en los centros de mayores.

Hablando en Plata » Salud

Publicidad