PROPUESTAS POR EXPERTOS

10 medidas para luchar contra el edadismo laboral

En apenas unos años habrá casi 8 millones de personas en España que superen los 55 años, por lo tanto es irremediable acabar con el edadismo laboral y saber apreciar la experiencia y sabiduría que pueden aportar las personas de esta edad.

Publicidad

Encontrar trabajo superando la barrera de los 50 años cada vez es más complicado, como así nos contó en su día Luis Fernández del Campo, en su currículum vital, que tras llevar más de 20 años en el sector de la automoción tuvo que reinventarse, por suerte encontró su hueco en el mundo digital, pero aun así, ha notado de primera mano cómo el edadismo afecta a las empresas, haciéndole muy complicado encontrar un trabajo estable que le permitiera llegar bien a la jubilación.

Seguramente muchas personas pueden sentirse identificadas con la historia de Luis, el edadismo está ahí. Por esta razón y ante una población con una esperanza de vida cada vez mayor, no es viable que una persona con buena salud y con ganas de trabajar quede prácticamente desahuciada a nivel laboral solo por haber llegado a una edad determinada.

Algunos expertos del Instituto de SANTALUCÍA publicaban una pequeña reflexión sobre al mundo que nos dirigimos en los próximos años y dónde hay que tener en cuenta y poner en valor a los trabajadores séniors.

"Es llamativo porque, actualmente, muchas personas llegan a las etapas de jubilación (o prejubilación) con amplia formación y experiencia, y con buena calidad de vida. Tener más de 55 años ahora no es lo mismo que hace unas décadas, por lo que esta fuga de talento supone una pérdida de recursos muy valiosa en una sociedad cada vez más envejecida", señalaba José Manuel Jiménez, director del INSTITUTO SANTALUCÍA.

Persona mayor trabajando
Persona mayor trabajando | iStock

A raíz de este debate, este foro de expertos proponía un decálogo para hacer frente a esta realidad social sobre el talento sénior desperdiciado.

En primer lugar proponen promover una 'Jubilación activa' ya que España es uno de los países con menos porcentaje de población que compatibiliza el cobro de la pensión con ingresos de trabajo entre los 60 y 69 años. Desde el foro proponen medidas como "contratos de compatibilidad" o "voluntariado sénior".

En segundo lugar, implementar políticas que luchen contra la discriminación por edad. Hay que superar esta "barrera mental" de que las personas al cumplir cierta edad queda inhabilitada para trabajar, señala el foro.

En tercera posición, destacan que hay que eliminar la jubilación forzosa. Obligar a una persona a jubilarse es una de las manifestaciones más extremas del edadismo, señalan. La jubilación es un derecho y no un deber, remarcan desde el Instituto SANTALUCÍA.

En cuarto lugar, destacan quizá un punto más polémico y es vincular la edad de jubilación a la esperanza de vida del país, por lo que esta edad para jubilarse se retrasaría más, si la esperanza de vida es mayor.

En quinta posición, recomiendan seguir luchando contra la desigualdad que sufren las mujeres. En muchas ocasiones, las mujeres dejan de trabajar para el cuidado de hijos o familiares de más edad, por lo que sus pensiones acaban siendo precarias. Los expertos señalaban que habrá que buscar recursos y políticas para afrontar esta desigualdad.

En sexto lugar, hay eliminar la percepción de que los mayores reducen las posibilidades de trabajo para los jóvenes, ya que cada uno aporta capacidades diferentes. Esta diversidad generacional puede ser buena para las empresas.

En séptima posición, el foro destaca que hay que considerar el talento sénior como un valor en alza, ya que es un colectivo que cuenta con mucha experiencia y talento que se desaprovecha tras la jubilación.

En octavo lugar, aseguran que hay que apostar por la formación continuada. Un punto clave para aquellos trabajadores que se encuentran en puntos críticos de sus carreras y que pueden alargar su vida productiva más gracias a la formación.

En novena posición, recalcan el tema de la brecha digital, aunque hay personas mayores que dominan las nuevas tecnologías, otras han visto cómo sus desempeños requieren cada vez más conocimiento tecnológico por lo que el foro pide que siga una capacitación tecnológica para que se pueda continuar con la vida laboral.

En último y décimo lugar, este foros de expertos reclama que haya un impulso real por parte de las instituciones políticas para acabar con el edadismo laboral.

Hablando en Plata » Economía

Publicidad